Apuntes sobre un viaje a China. Parte 1

El vuelo duró 26 horas.

El exotismo me llega, en principio, como un aroma que va emigrando al territorio del hedor. Estoy en el asiento económico de un viaje en avión que durará 26 horas. Y mientras por la ventanilla veo que allá abajo la noche asiática se traduce en un oscuro mar de tierra, el chino que tengo al lado se pasa los dedos de la mano por los recovecos de un amarillísimo pie sin zapatos.

Lo miro.

–¿Bathroom?

No, no quiero que te levantes para que yo vaya al baño. Quiero dejar de oler tus patas, pero vos, querido chino que apareciste al principio de estas notas, te reís de mi incomodidad y así has quedado en el cuaderno que anoté.

Hace unas horas paramos en Doha (Quatar). Me sorprendí de la inteligencia que tienen las mujeres de ahí para hacer que uno imagine su cuerpo por debajo de las telas con  que se cubren casi completamente. Ví que una levantaba la mano: las pulseras de oro le llegaban hasta el codo; y en el lugar de su cara había solamente seda y unos anteojos oscuros marca Gucci.

(A los mantos de Oriente se suman los de Occidente. Ja.)

Después fui a hacer pis. Había como cinco chabones en bolas, limpiándose porque venía la hora de las oraciones.

Eso es lo poco que entiendo. Siento que lo mejor se me escurre de la mente y las palabras; y no he sabido de comportamientos tan extraños ni en las novelas de ciencia ficción.

Pienso en el relato de Ray Bradbury en el que unos marcianos arman un típico barrio yanqui para recibir a los astronautas, convencen a los tipos para que se queden a vivir ahí y al final se los comen. Bueno, acá es lo contrario. Exactamente lo contrario.

Quiero decir: yo trato de “armarme” igual un chino, para ver si logro comunicarme en ese entorno. Por ahora no funciona ni en los gestos ni en las palabras. La gente de acá es más rara y fascinante que cualquier civilización extraterrestre que pueda haberme imaginado.

Esta noche dormiré (¿dormiré?) en Shanghai.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitter: directo desde la cabina

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Misiones anteriores

ESTE MES ME IMPACTARON

LIBROS:

-"Cuadernos de un aprendiz de boxeador", Loïc Wacquant.
-"Yo y tu", Martín Buber.
-"Cuentos Orientales", Marguerite Yourcenar

DISCOS:

-Me agarró un zumbido en la oreja y tengo que ir al otorrino.

PELIS:

-"El amigo americano", de Wim Wenders, con Dennis Hopper y Bruno Ganz (1977)

-"El desafío de las águilas", de Brian G. Hutton (1968).


A %d blogueros les gusta esto: