Muñec@s

stalingradVíctor Nekrasov se había recibido de arquitecto cuando empezó la Segunda Guerra Mundial. De golpe y porrazo, pasó de planificar edificios a ser capitán de un batallón de zapadores en la primera línea de la batalla de Stalingrado, la más sangrienta de la historia. Los zapadores se encargan de abrir espacios entre los obstáculos enemigos y de quitar minas; y generalmente se cuentan entre las fuerzas con más bajas en un conflicto. Sucede que están lisa y llanamente jugados.

En esas condiciones extremas, las grandezas y mugres de la humanidad se viven a flor de piel, y por eso cuando tiempo después el ruso se sentó a escribir “Las trincheras de Stalingrado” –libro una vez célebre, que hoy sólo se consigue en el taimado circuito de los agotados- estaba compendiando un conjunto de problemas políticos que persisten hasta hoy. Uno de ellos, el delirio por seguir a pelotudos. Generalmente a los más pelotudos del montón, además. Nekrasov cuenta que una de las formas de “cazar” alemanes en aquel conflicto era fabricar muñecos que se parecieran a Hitler –estilo espantapájaro, pero con bigotito- y ponerlos a la vista. Hacía más de treinta grados bajo cero, y mientras los rusos abrían sus cajitas de tabaco –que tenían pintados a unos soldados rojos, detrás los tanques y sobre todos ellos los aviones- esperaban lo de casi siempre: tarde o temprano, algún nazi fanático salía a toda carrera para intentar quitar el maniquí del Fuhrer, y así iban cayendo como moscas.

Así, tan estúpida como suena, fue la muerte de decenas de seres humanos. La figura del líder era tan intocable que la mera similitud de un objeto convocaba a dejarse liquidar como idiotas. “Nos atacaban borrachos, enloquecidos”, rememoraría luego otro militar soviético. Más cerca del barrio, Alberto Laiseca inventó el concepto de “Stalingrados Personales”, batallas caprichosas de nuestra existencia, en las que nos confundimos tanto que somos capaces de dar la vida por algo que no es más que la lejana representación de otra cosa.

Anuncios

0 Responses to “Muñec@s”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitter: directo desde la cabina

Misiones anteriores

ESTE MES ME IMPACTARON

LIBROS:

-"Cuadernos de un aprendiz de boxeador", Loïc Wacquant.
-"Yo y tu", Martín Buber.
-"Cuentos Orientales", Marguerite Yourcenar

DISCOS:

-Me agarró un zumbido en la oreja y tengo que ir al otorrino.

PELIS:

-"El amigo americano", de Wim Wenders, con Dennis Hopper y Bruno Ganz (1977)

-"El desafío de las águilas", de Brian G. Hutton (1968).


A %d blogueros les gusta esto: