El verano ya atardece

nueva-imagen4Todos están volviendo de las vacaciones y yo todavía no me fui. Las voy a tener en abril, un poco para hacerme el original y un poco porque como muchos colegas aprovecho el verano para que me manden por ahí y se me abarate el costo de vida. Especialmente en lo que respecta a la comida, que como pueden apreciar ha continuado ingresando a mi organismo, a juzgar por la evidente papada que muestra esta foto.

Resumo. Empecé el raid en Mar del Plata, donde la inspiración llegó tras algunas tormentas. Fui a caminar por las playas con una idea en la cabeza: conocer cuáles eran las mayores idioteces que hace la gente frente al mar. El resultado fue sorprendente.

Al otro día, también en La ¿feliz?, me impactó la buena onda de Luis Salinas. Es un grande que se escapa de toda la esnobeada con la que se engolfa la mayor parte de los consagrados argentinos (por no hablar del medio pelo, que es todavía más careta). Luis elogió a Nicky Jones, Pocho Lapantera y el Paz Martínez. Nos quedamos conversando como tres horas y resultó ser un chabón de diez.

pedro-diaz-y-cheche-santos1

Luego vino Montevideo y el Carnaval. Justo cuando no tenía un peso para llegar a fin de mes en Baires, llegó una invitación de los uruguayos que incluía hotel de cinco estrellas y restaurantes excelentes. Y eso sin contar la experiencia conmovedora de vivir la fiesta en los barrios periféricos. Además, Piovano  sacó fotos como esta de los candomberos Pedro Díaz y Cheché Santos, de Yambo Kenia.

O ésta, protagonizada por el Pintor Páez Vilaró desfilando con sus más de ochenta años a cuestas:

paez-vilaro

En general, los uruguayos son unos personajes. Funcionan como un contrapeso perfecto a la hora de analizar ciertos temas que acá tenemos permanentemente en agenda, como la inseguridad. Perseguí a la murga A contramano para ver actuaciones como la que grabé para mostrarles a continuación.

Ahora estoy armando el bolso para irme a Mendoza. Voy a cubrir un par de eventos y, con suerte, llegaré sobrio a la Vendimia. Tanto nomadismo me  hizo acordar a  una profesora de la secundaria que nos bardeaba cuando nos levantábamos demasiado para preguntarle durante los exámenes. “Pare de moverse porque se va a tropezar con usted mismo”, nos verdugueaba. La vieja no sospechaba que tantos años después de sus pruebas, un par de alumnos seguiríamos de pie, buscando -si no tropezarnos- al menos encontrarnos en medio de tantas idas y vueltas que da la vida.

Anuncios

0 Responses to “El verano ya atardece”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitter: directo desde la cabina

Misiones anteriores

ESTE MES ME IMPACTARON

LIBROS:

-"Cuadernos de un aprendiz de boxeador", Loïc Wacquant.
-"Yo y tu", Martín Buber.
-"Cuentos Orientales", Marguerite Yourcenar

DISCOS:

-Me agarró un zumbido en la oreja y tengo que ir al otorrino.

PELIS:

-"El amigo americano", de Wim Wenders, con Dennis Hopper y Bruno Ganz (1977)

-"El desafío de las águilas", de Brian G. Hutton (1968).


A %d blogueros les gusta esto: