Santélmicas 1

Hoy me cambiaron la puerta del edificio, y me acordé que en el barrio “El Ruiseñor” de Godoy Cruz (Mendoza) la puerta de mi casa era de madera terciada. Quizá exagere un poco. Digamos que era de un material frágil. Lo suficientemente frágil como para que un borracho te despertara con media puerta en la mano, de madrugada y sonriendo con malicia. Y eso por no contarles cómo es dormir en una vidriera. Queda para un post de noviembre o diciembre.

La cosa es que ahora es diferente. Entre la calle y yo median dos puertas. Una, la nueva, la que da a la vereda. Otra, la que silenciosamente vela mi seguridad cada noche, mientras yo recuesto mi mente. He visto, al levantarme en la mitad de la madrugada, cómo un borracho se las arregla para velar siniestramente en la penumbra de la escalera del pasillo, con su tetra bric y sin hacer un solo ruido. A pesar de que da miedo, no molesta. Y todo esto me puse a pensar cuando salía de casa.

Hoy me fui a ver a una banda y me encontré con que había personas cuyo género era para mí un misterio. En criollo: no sabía si eran minas o chabones.

Me puse a rumiar el asunto: cuando yo vivía frente a la villa era fácil distinguir a los chabones. Eran, básicamente, más feos que las minas. En base a eso, uno podía detectar inmediatamente si lo que se aproximaba era una flaca o un pibe. 

Ahora las cosas han cambiado. Supongo que será porque hay rasgos que se han convertido en el último refugio de la promoción social. Nariz repingada, cuerpo atlético, rasgos finos: esa persona tiene plata. Hoy los muchachos se parecen a las chicas, porque acá, en Buenos Aires, el valor que se le dá a tener una cara sin sorpresas empieza a hacerse sentir en términos sociológicos. Los ricos y las ricas no quieren arriesgar, eligen rasgos previsibles. 

El resultado es que una noche de martes, si uno sale, percibe que toda la gente tiene cara de animé, o de huevo.

Pido: Dios mío, si estás ahí, mandá un par de Discepolines. Vos sabés que hacen falta.

Anuncios

0 Responses to “Santélmicas 1”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitter: directo desde la cabina

Misiones anteriores

ESTE MES ME IMPACTARON

LIBROS:

-"Cuadernos de un aprendiz de boxeador", Loïc Wacquant.
-"Yo y tu", Martín Buber.
-"Cuentos Orientales", Marguerite Yourcenar

DISCOS:

-Me agarró un zumbido en la oreja y tengo que ir al otorrino.

PELIS:

-"El amigo americano", de Wim Wenders, con Dennis Hopper y Bruno Ganz (1977)

-"El desafío de las águilas", de Brian G. Hutton (1968).


A %d blogueros les gusta esto: