Dos noches

Anteanoche me acosté temprano. No bebí. No me drogué. Me quería levantar a eso de las siete u ocho para darle duro a unas cosas pendientes.

De repente sonó el teléfono, a cualquier hora. Completamente dormido, reconocí la voz de X:

-Hola, ¿estás?

-Semm…que pasa…

-Che, no sé con qué me corté el culo. 

-¿?

-Arriba. Arriba, entre los cachetes. Me corté. Tengo una línea.

-¡Es paspado!

-Ah.

Colgué y seguí durmiendo. Pasó un día y volví a la cama.

Esta vez soñé, muy vívidamente, que le hacía una entrevista a Hilary Clinton. Lo tremendo es que en un momento de la charla yo entendía que Hilary se quería vengar de lo que le había hecho Bill, y pretendía tirarme los perros. Se puso de espaldas a mí, arañando la pared y mirándome de costado. 

Médico por acá.

Anuncios

2 Comments

  1. Cuidate, Facu. A ver si te lastimas en serio y soñando te tiras por elbalcon de tu depto mini mini. Solo de paso, ahore que sé de tu blog pasaré más seguido. Abrazo.
    Nico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s