Elige tu propia aventura II

Hace unos días me preguntaba porqué habíamos sido castigados con libros que se llamaban “Elige tu propia aventura” y escondían una uniformidad moral pasmosa. Días más tarde -y confesando que disfruté la lectura de aquellos volúmenes blancos que decoraron mi infancia- encontré que yo no era el primero que se había hecho esas preguntas:


El primero aclara que te van a cagar en la mayoría de los finales porque hay SOLO UNA manera de ser feliz.

El segundo tiene una onda más eroticoide, registro más que prohibido en los ETPA que se podría haber explorado mejor.

El tercero, en la línea de Cioran, ahonda en el sentido de conservar vivo al protagonista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s