Sinceridad, una forma de cortesía

Tan mal acostumbrados estamos con los medios, que cualquier escape a la norma es condenado inmediatamente.

Estuve leyendo en estos días la vieja “Cerdos y Peces”. Me pareció que la escribían mañana.

En contraste, una parte de la prensa argentina todavía privilegia a viejas figuras que se enojan cuando las notas sobre ellos no son “lo suficientemente elogiosas”. Lo preocupante es que las nuevas generaciones reclamen lo mismo, aconsejadas por las clases de márketing del cole. Cualquier fuga de lo esperado se castiga viral y virulentamente.

Por lo pronto, me limito a DENUNCIAR QUE ESTOY SIENDO SILENCIADO!! No por ninguna mente malvada sino por problemas técnicos de algún servidor con el que trabaja mi empresa proveedora.

Mmmm…aunque todo empezó el día del humo…mmm…

Les saludo desde el viejo cyber que me vió terminar el “Medalla de Honor”.

                 Otro servidor.

 

Anuncios

0 Responses to “Sinceridad, una forma de cortesía”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitter: directo desde la cabina

Misiones anteriores

ESTE MES ME IMPACTARON

LIBROS:

-"Cuadernos de un aprendiz de boxeador", Loïc Wacquant.
-"Yo y tu", Martín Buber.
-"Cuentos Orientales", Marguerite Yourcenar

DISCOS:

-Me agarró un zumbido en la oreja y tengo que ir al otorrino.

PELIS:

-"El amigo americano", de Wim Wenders, con Dennis Hopper y Bruno Ganz (1977)

-"El desafío de las águilas", de Brian G. Hutton (1968).


A %d blogueros les gusta esto: