Porqué hacen falta escritores

mensaje callejero encontrado en Madrid

José Antonio Millán es un apasionado del español y encontró este cartelito en una cabina telefónica de Madrid el 2 de marzo de 1993.

El hecho de que yo lo haya puesto acá tiene una historia. Es la siguiente.

Anoche recibí un mail que en el asunto decía “¿qué es el coaching ontológico?”

Me pareció tan gracioso que me puse a leerlo. Me imaginé a una mezcla de Menotti con Heidegger tratando de cambiar mi perspectiva del mundo -cosa que no pudo hacer ninguno de los dos por separado, dicho sea de paso-. Miren que panzada de diversión y “revelaciones inesperadas”:

“El COACHING ONTOLOGICO entiende que el ser humano vive y se constituye a

través del lenguaje, siendo EL LENGUAJE la característica que identifica y distingue

al ser humano del resto de los seres vivos. Mediante el lenguaje, el ser humano

articula conversaciones y actos del habla consigo mismo y con los demás, y estas

expresiones explican la manera en que cada persona observa el mundo. Así, la

manera en que cada persona observa el mundo define las acciones a seguir, las

cuales a su vez generan sus correspondientes resultados. Estos resultados son

reportados generalmente por las personas como “problemas” cuando no son

considerados satisfactorios, y muchas veces se pasa por alto el hecho de que estos

resultados son justamente el producido de nuestra manera de observar el mundo.

Esta manera de observar el mundo que a veces no genera los resultados esperados

es el punto de intervención del COACH a través de sus habilidades y competencias”.

Son unos genios. Es decir, a tirar toda la literatura, manga de giles. Acá la cosa es sencilla. En vano se afanaron los poetas por encontrar la palabra que abriera las puertas del cielo en el que soñaban a su amada. Lo que necesitaban era garparle a un coach. Lo que pasa es que como en la época de Dante no esistía el fulbo ni los DT el flaco tuvo que versificar.

Y conste que me gusta el fulbo. Pero los penales no se atajan con sonetos.
Entonces pegué acá ese cartel, que como bien supo entender Millán, expresa una gran soledad detrás de la agresión: en esa contradicción está el aislamiento de los que no pueden con la cuotita del coach; pero también la búsqueda siempre difícil y autorreflexiva de los que prefieren la literatura.

Hasta luego. Están tocando el pito y ya tengo que salir a la cancha.

Si quieren saber más sobre Millán métanse en su caserito jamillan.com.

Anuncios

0 Responses to “Porqué hacen falta escritores”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitter: directo desde la cabina

Misiones anteriores

ESTE MES ME IMPACTARON

LIBROS:

-"Cuadernos de un aprendiz de boxeador", Loïc Wacquant.
-"Yo y tu", Martín Buber.
-"Cuentos Orientales", Marguerite Yourcenar

DISCOS:

-Me agarró un zumbido en la oreja y tengo que ir al otorrino.

PELIS:

-"El amigo americano", de Wim Wenders, con Dennis Hopper y Bruno Ganz (1977)

-"El desafío de las águilas", de Brian G. Hutton (1968).


A %d blogueros les gusta esto: