Libros del fin del mundo (2da parte)

Sigo reportándo una expedición bibliófila a Ushuaia en la que sentí curiosidad por las estanterías reservadas que se guardan en el Museo del Fin del Mundo.

En una se me fue la mano leyendo.

La colección está dividida en tres partes. La primera se vincula con el descubrimiento y la búsqueda de rutas comerciales (1520-1709). La segunda reúne exploraciones científicas y geográficas (Siglo XVIII), y la tercera tiene relación con campañas de exploración científica financiadas por los gobiernos (siglo XIX y principios del XX).

Aunque parecen personas corrientes, los amantes de los libros antiguos están dispuestos a llegar donde sea con tal de seguir una pista. Así sucede en un episodio de El Corto Maltés, en el que los personajes se dejan fascinar por cierto extraño texto del siglo XVIII. Reyes no disimula su orgullo cuando habla de ese capítulo de El Corto: “Como señala Umberto Eco en el prólogo de la historieta, el libro que leen los personajes es Viaje alrededor del Mundo a bordo de la fragata del Rey la Boudeuse, de Louis Antoine de Bougainville. Los datos de la cita coinciden exactamente con la versión que tenemos aquí. Y se trata de un ejemplar muy especial, porque contiene partes que fueron eliminadas en las ediciones siguientes, ante el riesgo de que estados enemigos utilizaran esa información como recurso estratégico.

“Otro de mis preferidos es Un viaje alrededor del mundo, de George Shelvocke. Es el relato autobiográfico de un pirata errante que no tuvo suerte. Le sale absolutamente todo mal, sin embargo va escribiendo lo que le pasa y después lo publica”. Sorprende que las historias guardadas en el Museo se refieran con tanta recurrencia a situaciones desesperadas: “Lo que le pasa a Shelvocke es miserable, al punto que termina alquilándole un camarote a su peor enemigo para poder volver a su casa en Inglaterra. Son las intimidades de un hombre ruín en todo el sentido de la palabra”.

También hay entre estos anaqueles un espacio para los sueños forjados en el límite entre la fantasía y la realidad. El proyecto Atlanta, de Julio Popper, es uno de ellos. Este autor viajaba periódicamente a Tierra del Fuego, hasta que murió en 1893, a los 36 años. Ansiaba crear una ciudad que fuera la puerta argentina a la Antártida. Pero no le resultó fácil. Desde sus párrafos amarillentos relata la furia que lo poseía cuando los Onas iban a visitarlo a su tienda vestidos con los cueros de oveja que le habían robado unos días antes. Según Popper, esta actitud demostraba “las alarmantes tendencias comunistas” de los Onas.

Dos años entre los hielos, de José María Sobral, es otra de las joyas guardadas. Como anticipamos, se trata del diario personal del primer argentino que vivió en el continente helado. “Partió hacia el sur en 1901, siendo un cadete de la escuela naval de 21 o 22 años”, destaca el entrevistado. El proyecto del navío holandés en el que viajaba Sobral era dejar un grupo expedicionario en la punta de la península antártica y pasar a buscarlos un año después. Pero el plan fracasó cuando el Antartic -ese era el nombre de la nave- se hundió. De manera que quedó aislado por dos años junto a otros exploradores, ignorando que a pocos kilómetros algunos náufragos del barco trataban de sobrevivir en condiciones similares. Ambos grupos resistieron con un equipo mínimo. Y sobrevivieron.

“Todo eso lo escribe un muchacho de veintidós años que le ganó un combate a la naturaleza y se hizo respetar entre una de las tripulaciones más ásperas que se recuerden. Es la historia de un hombre que a pesar del frío, el aislamiento y el hambre, en ningún momento dejó traslucir una queja. Su rastro se pierde en Suecia, donde sabemos que se transformó en geólogo”. Reyes sonríe y fuma achicando los ojos. En la habitación de un edificio costero que alguna vez funcionó como Banco de La Nación Argentina, su voz sigue por los senderos que los libros prefiguran, mientras la oscuridad invade la isla de Tierra del Fuego.

Anuncios

0 Responses to “Libros del fin del mundo (2da parte)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitter: directo desde la cabina

Misiones anteriores

ESTE MES ME IMPACTARON

LIBROS:

-"Cuadernos de un aprendiz de boxeador", Loïc Wacquant.
-"Yo y tu", Martín Buber.
-"Cuentos Orientales", Marguerite Yourcenar

DISCOS:

-Me agarró un zumbido en la oreja y tengo que ir al otorrino.

PELIS:

-"El amigo americano", de Wim Wenders, con Dennis Hopper y Bruno Ganz (1977)

-"El desafío de las águilas", de Brian G. Hutton (1968).


A %d blogueros les gusta esto: