La verdadera historia de Ronald McDonald

Terminada la Segunda Guerra Mundial, se produjo en Estados Unidos el llamado Baby Boom. Los yanquis se pusieron a fifar como locos y en menos de una década la cantidad de niños se incrementó en un 50%. En ese contexto, un señor que hoy vemos en placas de todos los McDonald`s del mundo entendió que la posta era conquistar a los pendejines. Ray Kroc comprendió que tenía que inventar un personaje que atrajera a los vástagos junto con sus papás y sus abuelos. Pero no sabía bien cómo.

Mucho tiempo antes, Kroc había tenido un compañero del ejército muy inteligente y hábil con los dibujos. Se llamaba Walt.

Walt Disney.

Al chabón le había ido muy bien con sus negocios. Tanto, que Kroc le envió, después de treinta años de no verlo, una humilde carta que en uno de sus párrafos decía lo siguiente:

“Querido Walt:

Acabo de agarrar la franquicia nacional del sistema Mc Donald`s. Me pregunto si habrá posibilidad de incluir uno de estos restaurantes en Disneylandia”.

Disney respondió con buena onda. Sin embargo el proyecto no fue a ningún lado.

En 1960, un empresario de Washington que se llamaba Oscar Goldstein y tenía un par de McDonald`s decidió poner plata en un programa de TV denominado “El circo de Bozo”. La emisión era conducida por un payaso, justamente Bozo. Goldstein lo llevaba a sus boliches y los niños iban a comprar hamburguesas como moscas a un sorete. Cuando el canal de televisión que producía “El Circo…” no renovó los contratos, el hombre de negocios contrató Willard Scott –el actor que hacía de Bozo- para que inventara un nuevo payaso especialmente pensado sus salones. Fue el antecesor directo de Ronald.

ronald original

El Ronald Original (bastante siniestro, por cierto).

Desde luego, este Ronald McDonald era muy diferente. Tenía una bolsa de papafritas en la cabeza y en vez de nariz de payaso usaba un vaso de gaseosa (ver foto). Y todo indica que Kroc percibía ahí una idea interesante, aunque insuficiente. Teniendo en cuenta esa experiencia, decidió introducir la figura de “El payaso de la hamburguesería” en todo Estados Unidos. Antes, echó a Willard Scott: se lo consideraba muy gordo para hacer de Ronald. Scott se entristeció, pero después pegó un laburo mejor como presentador del tiempo en Today Show, un popular programa de la NBC.

El nuevo Ronald ya no hablaba, y flotaba en el aire sobre una hamburguesa voladora. Su enemigo era un tal Mr. Músculo y vivía en McDonalandia, donde no había conflictos y el representante de la política, el Señor Queso, era la encarnación de la estupidez.

Algunos dicen que McDonalandia ya no existe, y que ahora los restaurantes de la cadena sólo tienen peloteros y salones de juegos o lectura. Otros son menos optimistas, y sospechan que McDonalandia se expandió hasta fundirse con el mundo entero.

Fuentes:

About these ads

1 Response to “La verdadera historia de Ronald McDonald”


  1. 1 blabla mayo 21, 2013 en 5:07 pm

    si tines razon, la mayoria no sabia que bozo fue la inspiracion para ese payaso ridiculo, y la cadena aprovecho que bozo ya tenia la fama y habia hecho camino para colgarse de su fama y fue como ese mugroso restaurante comenzo a vender.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitter: directo desde la cabina

Misiones anteriores

ESTE MES ME IMPACTARON

LIBROS:

-"Cuadernos de un aprendiz de boxeador", Loïc Wacquant.
-"Yo y tu", Martín Buber.
-"Cuentos Orientales", Marguerite Yourcenar

DISCOS:

-Me agarró un zumbido en la oreja y tengo que ir al otorrino.

PELIS:

-"El amigo americano", de Wim Wenders, con Dennis Hopper y Bruno Ganz (1977)

-"El desafío de las águilas", de Brian G. Hutton (1968).


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: